Consejos para adquirir el seguro de la comunidad de propietarios

Las compañías de seguros privados ofrecen todo tipo de modalidades para aumentar las contrataciones según las necesidades y características de los clientes.  A la hora de contratar el seguro de la comunidad de propietarios es esencial seguir unos consejos para que todos los vecinos queden satisfechos.

Consejos para adquirir el seguro de la comunidad de propietarios

Consejos para adquirir el seguro de la comunidad de propietarios

Qué hacer antes de contratar

Lo primero que debe quedar claro es que contratar un seguro para la comunidad es obligatorio en algunas comunidades autónomas, no en todas, ya que al adquirir una vivienda nos convertimos en coopropietarios de las zonas comunes.  Por tanto, se adquieren también unos derechos y unas obligaciones.

A la hora de plantear a los vecinos las posibilidades del seguro, hay que tener en cuenta el presupuesto con el que se cuenta. De las cuotas de la comunidad y de las cuentas anuales hay que obtener el presupuesto para la póliza que determinará las coberturas de la misma. Como mínimo, cada comunidad de propietarios debería estar asegurada contra incendios y daños a terceros.

Existen multitud de compañías, una vez contacte con las que nos interesen, un perito certificará las condiciones de la comunidad y realizará un presupuesto.

Los mejores extras para el seguro de la comunidad de propietarios

Además de que la comunidad esté asegurada contra incendios y daños a terceros, es recomendable que cubra otros posibles incidentes que pueden parecer poco comunes hasta que te das cuenta de que forman parte del día a día.

Existen ciertos daños inevitables debido al uso y disfrute de las zonas comunes por parte de los propietarios de las viviendas. Para evitar gastos extraordinarios de forma habitual es conveniente que la póliza los cubra. Por ejemplo: daños por agua, servicio de cerrajería y cristalería, electricidad…

Es interesante también plantear el control de plagas.  En caso de presencia de algún tipo de animal (insectos, roedores, etc.) es conveniente corregirlo desde las zonas comunes, ya que si se realizan solo en las viviendas particulares no daría resultado.

Por último, si a los vecinos les interesa una cobertura total, existen pólizas que proporcionan un asesoramiento técnico en caso de que haya necesidad de modificar características de la comunidad, e incluso asesoramiento jurídico (morosos, denuncias, etc.).

Es conveniente que todos los miembros de la comunidad conozcan los detalles del seguro de la comunidad contratado ya que puede ser determinante a la hora de elegir un seguro para su hogar. Ambos pueden complementarse.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies