Cuáles son los accidentes más habituales en el hogar y cómo actuar y prevenirlos

Nuestra casa es el lugar donde más cómodos nos encontramos. Todo parece perfecto hasta que ocurre: un accidente doméstico.

Cuáles son los accidentes más habituales en el hogar y cómo actuar y prevenirlos

Cuáles son los accidentes más habituales en el hogar y cómo actuar y prevenirlos

Según un informe de la FACUA, los miembros de la familia más propensos a sufrir accidentes domésticos son los menores de cinco años, los mayores de 65 y las mujeres con más de 45 años. A continuación os presentamos los accidentes más habituales en el hogar, cómo prevenirlos y qué hacer cuando ya han ocurrido.

Cuáles son los accidentes más habituales en el hogar y cómo actuar

Las caídas y golpes puede que sean los más comunes. Un golpe en el codo con un picaporte o un resbalón pueden darnos un buen susto. Si el golpe es leve bastará con que apliquemos hielo y una pomada antiinflamatoria. En caso de golpe en la cabeza, esguinces, fracturas o similar hay que acudir a un médico.

Atragantamientos e intoxicaciones pueden ser los accidentes ante los que menos preparados solemos estar. Si el atragantamiento es leve lo mejor es toser, si es grave deberemos realizar las maniobras de reanimación (solo si sabemos) y llamar a emergencias. Para las intoxicaciones por medicamentos, sustancias tóxicas u otras sustancias hay que llamar al Servicio Nacional de Toxicología (915 620 420).

Todos hemos sufrido algunas heridas o hemorragias por descuido con un objeto cortante, sobre todo cuchillos. En este caso lo que tenemos que hacer es tapar la herida hasta que deje de sangrar y desinfectarla. Si fuese muy profunda o tuviésemos hemorragia, un sanitario nos la tendría que curar adecuadamente.

La mayoría de quemaduras se producen por salpicaduras de aceite, por no utilizar guantes al manejar cuerpos calientes o por objetos tan comunes como lámparas o estufas. La solución es apartar la zona de la fuente de calor y sumergirla en agua fría. Pasados diez minutos, si la herida es leve podremos aplicar una pomada, si es más grave acudiremos a un centro médico para que nos traten.

Prevenir los accidentes domésticos es posible

Para evitar caídas y golpes lo mejor es mantener el orden, no pisar el suelo resbaladizo y utilizar escaleras para acceder a sitios altos.

Las heridas solo las podemos eludir con precaución a la hora de utilizar utensilios cortantes y guardarlos adecuadamente. Al igual que las quemaduras, debemos actuar con precaución ante emisiones de calor.

Los atragantamientos se pueden evitar no llevándonos comida demasiado grande a la boca y guardar objetos pequeños para los niños. Para las intoxicaciones, lo mejor es mantener los productos en sus envases originales y seguir las instrucciones de uso de las etiquetas.

Recuerda que la mejor forma de estar seguro en tu hogar es la precaución y recurrir a un seguro adecuado.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies