¿Cubre tu seguro del hogar las humedades?

¿Cubre tu seguro del hogar las humedades?
Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Cuando el agua discurre por zonas no habilitadas para ello, aparecen las humedades. Se suelen manifestar a través de manchas que, además de por su desagradable impacto estético, pueden ocasionar graves daños, tanto a tu salud como a la estructura de tu vivienda. A la hora de hacer reformas para eliminarlas, es importante saber si el seguro de tu hogar te cubre las obras. En este artículo te contamos los tipos de seguros que existen y en qué supuestos te subvencionan estos arreglos.

Tipos de seguros

Normalmente, el acto de comprar una casa está ligado a la contratación de un seguro. De hecho, muchos bancos sólo te conceden un crédito hipotecario tienes seguro de vivienda. Una vez firmado el contrato (póliza) del seguro, el asegurado (tú) se compromete a pagar un coste de seguro (prima) al asegurador, a cambio de que este último le entregue la póliza al primero cuando la necesite. En el mismo contrato, deben especificarse los tipos de riesgos que quedan cubiertos, la cantidad y los objetos asegurados y el importe de la prima. Te presentamos los diferentes tipos de seguros del hogar que existen:

  • Seguro de daños. La ley te obliga a contratarlo y cubre la estructura de tu vivienda. Si tu casa se derrumba, la aseguradora liquida la deuda pendiente con el banco y el resto, hasta cubrir el total del valo, al asegurado.
  • Seguro de multirriesgo. Cubre la estructura de tu casa y los objetos que contiene (muebles, joyas, electrodomésticos) hasta la responsabilidad civil de terceros.
  • Seguro de vida o de amortización del préstamo. Aunque no es obligatorio, te recomendamos que lo contrates, ya que cubre una eventual defunción, así como la invalidez absoluta y, también, la permanente. Eso sí, en la mayoría de los casos, no cubre la invalidez parcial.
  • Seguro de edificación. Es aquel de exigida contratación para los promotores y que cubre todos los daños estructurales (vigas, muros de carga, cimentación, forjados…) o vicios causados por defecto en las instalaciones o elementos constructivos (ventanas, puertas, poyetes) que pueda sufrir tu vivienda. En caso de producirse alguno de estos supuestos, el promotor tendría que indemnizarte.

Seguros y humedades

Las pólizas de seguros de propietarios de viviendas cubren los denominados “riesgos designados”, es decir, daños materiales no intencionales. Entre los daños sin cobertura, suelen estar las humedades, a no ser que puedas incluirlas en riesgos designados. Los daños de humedad que nunca están cubiertos son aquellos surgidos a raíz del mantenimiento y fallos del equipamiento.

Las aseguradores no pagan por goteras techo por deficiencias constructivas ni por la aparición de moho, pero eso no es problema gracias al seguro de la edificación porque te lo pagará el promotor.

Sí cubren daños ocasionados por la lluvia o el granizo ya que son condiciones climáticas comunes. Sobre todo, si estas son fuertes e imprevisibles.

Ahora que ya tienes toda la información necesaria, contrata el seguro para tu hogar que mejor se adapta a tus necesidades y circunstancias.

Más info en www.viviendasaludable.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies