El VIH y los seguros privados

LazoSIDALa situación de las personas infectadas por el VIH todavía sigue siendo muy especial. Hasta hace dos meses no existía ningún seguro privado que permitiese su contratación a personas infectadas por el virus.

La negativa a proporcionar seguros de vida a personas con VIH condiciona el acceso a muchos servicios, como los préstamos y sobre todo a contratar una hipoteca. Esto genera por lo tanto, una grave exclusión socioeconómica.

La exclusión

El debate sobre si los seropositivos deben tener el derecho de contratar un seguro no es actual. Hace unos años, una empleada de Cajasalud comparaba a los infectados por el virus con vehículos defectuosos, afirmaba que sería igual que “hacer una póliza a todo riesgo a un coche con una abolladura, no se puede cubrir su reparación”, por lo tanto se extrae de estas declaraciones que una persona con VIH ya está enferma.
Hace ya más de treinta años que la era del sida se hizo oficial, pero todavía existe mucha exclusión cultural. Las empresas aseguradoras se niegan a prestar sus servicios a portadores del VIH, de hecho, en sus listados de exclusiones previas a la contratación aparece explícitamente el VIH/sida, siendo en la mayoría de los casos, la única enfermedad que se presenta en esta lista.
Que estas personas no puedan optar por un seguro implica no poder acceder a determinados préstamos, a una vivienda a través de una hipoteca o al desarrollo de un negocio mediante un crédito. Sin embargo, las compañías aseguradoras, al tratarse de entidades privadas pueden imponer determinadas condiciones, por lo que muy pocas veces nos hemos planteado la legalidad del asunto.

El apartado de la Cruz Roja sobre si una persona infectada con el virus puede contratar un seguro de vida o pedir una hipoteca, ya refleja la problemática de los portadores a poder disfrutar de estos servicios. De hecho, aconseja que antes de solicitar cualquier contrato de este tipo, se debe conocer la política de la entidad o consultar el tema con un abogado.

Seguro Positivo

El primer seguro con cobertura para personas infectadas por el VIH es Seguro Positivo. Se trata de la primera empresa que no discrimina a los individuos con el virus, y por lo tanto, podrán disfrutar de seguros de salud privada, de vida, decesos y defensa jurídica.
El acto de prescindir de las personas con VIH por parte de las aseguradoras, partía de la premisa de que el virus concluye en una muerte prematura. Por lo que más que una premisa, es una falacia.
No obstante, ahora con el primer seguro para personas portadoras del virus, se empezará a erradicar esta discriminación y podrán disfrutar de las prestaciones que antes no podían. Con esto, España se une a países como Francia, Alemania, Holanda y Noruega, donde su legislación se acabó cambiando a favor de los infectados por el VIH.

 

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies