¿Los enfermos son aceptados por las aseguradoras?

Un seguro de vida puede ser solicitado por cualquier persona entre los 18 y 65 años de edad, y supone una ayuda económica al beneficiario en caso de fallecimiento del cliente que lo solicita. Normalmente, se suele preguntar la razón de la contratación y el estado de salud del solicitante.

¿Los enfermos son aceptados por las aseguradoras?

¿Los enfermos son aceptados por las aseguradoras?

Pero, ¿qué ocurre con los solicitantes que padecen una enfermedad? En estos casos, se debe comunicar a la aseguradora y adjuntar a la póliza de seguro el informe médico. Hoy vamos a hablar sobre los seguros de vida para enfermos.

 Seguros de vida para enfermos

Ya que el seguro típico de las compañías no es apto para enfermos de cáncer, hay seguros de vida concretos para estos pacientes, que dependen del tipo de cáncer, los estadios y el tratamiento.  En las enfermedades crónicas, en las que la mortalidad posee un índice muy alto, no suelen ser compatibles con los seguros de vida.

Además, antes de contratar un seguro se deben confirmar algunos datos, como por ejemplo, si se padece una enfermedad, patología o invalidez, si hay enfermedades en nuestra familia directa (para conocer si son hereditarias) ya que este tipo de factores puede determinar su precio e incluso nuestro estilo de vida. Pero, lógicamente, cada compañía determina que considera enfermedad de riesgo, que generalmente, se suelen considerar el cáncer, la hipertensión arterial, enfermedades coronarias, del corazón, y muchas otras, que padecerlas es sinónimo de modificar el precio de la prima de la póliza.

Algunas aseguradoras también tienen en cuenta si el paciente es fumador o no, debido a las consecuencias negativas de la nicotina en el organismo.

Cuando la persona es joven un reconocimiento médico suele ser opcional, pero, si se sobrepasa una edad ya establecida, la compañía puede exigir un reconocimiento.

Es relevante ser sincero con la compañía, ya que una omisión premeditada o no de cierta información, puede suponer la anulación del contrato rápidamente.

En caso de fallecimiento, el beneficiario (persona designada por el asegurado) es quien recibe una indemnización, estipulada con anterioridad.

Seguros para enfermos de VIH

La Federación Estatal de Lesbianas Gais, Transexuales y Bisexuales, después de una dura lucha acordó una línea integral de pólizas de seguros específica para las personas que padecen este virus, y así terminar con la exclusión social a la que estaban sometidos, ya que,  hasta hace no mucho, los seguros tenían una clausula que apartaba a las personas con SIDA, pero gracias a los “Seguros Positivos”, es decir, seguros de vida para estos enfermos, se acabó con la discriminación.

¿Crees que los enfermos reciben un trato discriminatorio por parte de las aseguradoras?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies