¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar con una hipoteca?

La actual normativa del mercado de hipotecas señala que no es obligatorio, por ello se prohíbe a los bancos hacer ofertas de crédito condicionadas a la compra de seguros y otros productos financieros de un proveedor concreto. Por ello, hay que tener cuidado cuando el banco nos dice que lo hagamos, ya que esto también es beneficioso para sus propios intereses, por ello aunque la entidad de lo sugiera está en tu mano la respuesta

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar con una hipoteca?

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar con una hipoteca?

Seguro de hogar

Por ello, cuando se suscribe un préstamo con garantía hipotecaria no hay obligación legal de contratar un seguro de cualquier índole. Aún así, que no sea obligatorio por ley no quiere decir que no sea algo recomendable y necesario, ya que es relevante proteger nuestros bienes, además de efectos derivados de nuestras responsabilidades frente a terceros, tanto como si somos propietarios, arrendadores, inquilinos o usufructuarios, y así poder hacer frente a hechos como robos o hurtos. Además, la contratación del seguro de hogar no tiene porque ser el mismo que el de la entidad financiera, sino que se puede tramitar con la aseguradora que se desee.

En cambio, algunos requisitos que sí son requeridos a la hora de hipotecarse son contar con estabilidad en el trabajo, ahorros, solvencia contrastada…

Cuando se contrata un seguro de hogar debes tener en cuenta que el límite de la responsabilidad lo marca la suma asegurada que se firme en la póliza, y es que en el Condicionado Particular de cada póliza aparece la cantidad máxima con la que la compañía responderá ante los daños. En el caso de que la indemnización o costes sean superiores a dicha cuantía lo restante será responsabilidad del asegurado.

Responsabilidades del hogar

La responsabilidad civil de un seguro de hogar se encarga de cubrir al asegurado y a su familia en los posibles daños materiales y personales que se puedan ocasionar. También pueden cubrir los gastos de tu defensa si se celebra un juicio o hay que pagar posibles reclamaciones.

La responsabilidad inmobiliaria y familiar de un asegurado incluye pólizas que cubren daños causados a terceros provocados por la propia casa o las consecuencias generadas por el continente o contenido del domicilio y lo que haya en su interior. El límite de la responsabilidad civil contratada depende de la aseguradora y del producto, y suelen incluir también aspectos como por ejemplo daños generados debido a trabajos de reparación o mantenimiento de la casa, o daños que puedan sufrir los empleados del hogar.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies