¿Sabes con qué valor pueden indemnizarte tras un siniestro?

A la hora de contratar un seguro hay que tener en cuenta muchas cosas. En caso de siniestro, la indemnización que recibamos puede cambiar sustancialmente, descubre así con qué valor pueden indemnizarte. Existen cuatro tipos de valores con los que nos pueden indemnizar.

¿Sabes con qué valor pueden indemnizarte tras un siniestro?

¿Sabes con qué valor pueden indemnizarte tras un siniestro?

Conocer las diferencias entre valor de nuevo, venal, venal mejorado y de mercado o reposición, es primordial a la hora de contratar un seguro. Normalmente, las aseguradoras aplican el valor de nuevo en los primeros dos o tres años desde la compra del vehículo. Después, se pasa a cualquiera de los otros tres valores.

Valor de nuevo Vs. Valor de mercado o reposición

En caso de siniestro y recibir una indemnización equivalente al precio de compra del vehículo, significa que nos indemnizan con un valor de nuevo. Esta cantidad incluye también los impuestos. Puede incluir los accesorios no de serie, aunque esto será algo a tener en cuenta a la hora de contratar nuestra póliza.

Lo más recomendable es asegurar el coche con el valor de nuevo en un principio. Si el siniestro lo tenemos en los primeros años tras la compra tendremos una buena indemnización. Normalmente, la antigüedad se fija en la fecha de primera matriculación en la Delegación de Tráfico correspondiente.

Por el contrario, el valor de mercado o reposición es el precio del coche si estuviera en venta en el momento del accidente. Evidentemente, los daños producidos en el siniestro no se cuentan. Además, en este caso se incluyen los impuestos por transferencia, arreglos y un margen de ganancia por la venta. Los accesorios no de serie pueden ser incluidos en caso de haber sido descritos en la póliza contratada.

Valor venal Vs. Valor venal mejorado

En cuanto al valor venal, este hace referencia al precio del coche usado. Para calcular este valor hay que seguir una serie de parámetros en base al año de primera matriculación, de fabricación, el kilometraje de rodaje que tenga. Incluso, el combustible que utilice el motor puede influir.

En el caso del valor venal mejorado, las aseguradoras parten del valor venal. Es decir, la indemnización se mejora algo con respecto al otro tipo. Esta mejora cambia en función de las distintas compañías. Una fórmula habitual consiste en sumar un porcentaje aumentando el valor venal.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies