Seguro privado de dependencia

Usted hoy no es dependiente, pero no se sábe si algún día lo será. Alomejor tiene personas dependientes a su cargo. El envejecimiento de la población es una cuestión común al conjunto de países desarrollados.

Estudios de diferentes organismos internacionales nos hablan del envejecimiento que se va a producir en la población a escala mundial durante los próximos años, ligado al aumento en la esperanza de vida y al bajo índice de fecundidad.
Pero antes de continuar, vamos a ver que es dependencia.
La ley regula a nivel nacional la dependencia y la define como la pérdida de autonomía física o mental que hace precisa la atención de otras personas para la realización de actividades básicas de la vida diaria.

Tipos de dependencia

Existen tres tipos de dependencia para los cuales existen seguros privado con diferentes coberturas dependiendo del tipo de cobertura.

– La dependencia moderada. En este caso la persona necesita ayuda para varias actividades de la vida diaria al menos una vez al día.
– La dependencia severa. El dependiente necesita ayuda para varias actividades básicas de la vida diaria, dos o tres veces al día, pero no apoyo permanente para su autonomía personal.
– La gran dependencia. La persona necesita ayuda para varias actividades básicas de la vida diaria, varias veces al día, además de apoyo indispensable y continuo para su autonomía personal

Seguro privado de dependencia
Éste seguro existe debido a que el envejecimiento de la población y los cambios sociales que se producen y son riesgo que se pueden cubrir. En la actualidad es bastante solicitado debido a que es accesible a cualquier persona entre 18 y 74 años. El único requisito es cumplimentar un cuestionario de salud.

Consiste básicamente en que la persona que lo contrata elige la renta vitalicia que desearía recibir en caso de dependencia y teniendo en cuenta el grado de dependencia.

Si la persona llega a ser dependiente, percibirá una especie de sueldo mensual. Así tendrá una protección económica fente a los gastos que implique dicha situación: financiar ayuda a domicilio, un tratamiento, una residencia especializada, etc.

Adicionalmente, este tipo de seguros suele ofrecer un capital de primeros gastos: es un pago único equivalente a 5 veces la renta elegida y que le permitirá financiar los gastos iniciales.
Opcionalmente, en el momento de la contratación, puede optarse por una actualización de la prestación en un tanto por ciento anual. En este caso, la renta y el pago único se actualizarían anualmente y, llegado el caso, también lo haría la renta vitalicia que se perciba.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies