Tipos de invalidez que se pueden llegar a tener

Existen muchos tipos de invalidez o discapacidad. Hoy vamos a conocer los tipos de invalidez más importantes que contempla la Seguridad Social española.

Tipos de invalidez que se pueden llegar a tener

Tipos de invalidez que se pueden llegar a tener

Antes que nada, es importante definir en qué consiste la incapacidad o invalidad. Estas se definen como la falta de capacidad para poder trabajar. Para ser catalogado laboralmente bajo alguno de estos términos es necesario tener un reconocimiento oficial o legal de la misma. Como primer paso, es importante conocer que existen diferentes tipos de incapacidad e invalidad. EN general, podemos distinguir incapacidades temporales y permanentes, contando esta con varios subtipos.

Incapacidades temporales

Las temporales son aquellas asociadas a la baja por enfermedad, la clásica expresión “estoy de baja”. Durante este periodo el trabajador recibe asistencia sanitaria y se encuentra impedido temporalmente para poder realizar adecuadamente su profesión. Cuando desaparezcan los motivos, la incorporación debe de ser inmediata.

En caso de que la baja se prolongue más de 365 días se abre la vía para que la incapacidad sea permanente. El encargado de valorar si se da el alta médica o se abre un procedimiento de incapacidad permanente es el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Incapacidades permanentes

Dentro de las incapacidades permanentes tenemos tres grandes grupos: la Incapacidad Permanente Parcial, Total y Absoluta.

La Incapacidad Permanente Parcial es aquella en la cual se tiene un grado de discapacidad superior al 33%. Esta disminución no le inhabilita completamente para realizar su profesión con normalidad.

La Incapacidad Permanente Total inhabilita al trabajador para realizar cualquier tarea básica de su profesión, pero aún así puede dedicarse a otros trabajos. Ahondando en este tipo, la Incapacidad Permanente Total “Cualificada” tiene la misma definición que el tipo anterior pero por razones de edad, falta de formación, o ciertas circunstancias.

Con un mayor grado de gravedad tenemos la Incapacidad Permanente Absoluta. Esta invalidez inhabilita completamente al sujeto para toda profesión u oficio.

Por último, existe la “Gran Invalidez”, que es aquella incapacidad absoluta en la cual el trabajador afectado sufre pérdidas anatómicas o funcionales permanentes severas. Esto le obliga a necesitar de otra persona para realizar tareas cotidianas esenciales como comer, asearse o desplazarse.

Además, la Seguridad Social contempla un seguro antiguo, el SOVI. Aunque ya está extinguido, todavía se puede percibir de acuerdo con unos requisitos. La invalidez se debe derivar de la pérdida de determinados órganos o una enfermedad mental incurable, además de ser mayor de 50 años y haber cotizado 1.800 días antes del 1 de enero de 1967.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies